Catalunya en Comú rechaza la propuesta de Hacienda para la gestión de los recursos municipales

03-08-2020

Catalunya en Comú mantiene la negativa en el acuerdo porque aunque haya habido algunos tímidos adelantos continúa siendo muy insuficiente para afrontar la crisis social y económica y la recuperación social, verde de los municipios.

En la actual crisis, los Ayuntamientos hemos vuelto a demostrar nuestro liderazgo y hemos estado junto a nuestros vecinos y vecinas, aportando recursos y soluciones en todos los ámbitos y mostrando una actitud colaborativa con todas las administraciones supramunicipales, gestionando competencias que en la mayoría de ocasiones no nos son propias. Ahora, una vez pasado el golpe más fuerte de la pandemia de la COVID-19, los Ayuntamientos estamos gritados a contribuir de forma activa en la recuperación y transformación de nuestro país. Pero esto no lo podemos hacer con los recursos propios, sino que necesitamos hacerlo con toda la capacidad operativa y ejecutiva. Es por este motivo que resulta imprescindible dotar en los Ayuntamientos de nuevos mecanismos y recursos adicionales.

Estos recursos son:

  •  La disponibilidad del superávit y de los remanentes acumulados los últimos años para abordar la situación de crisis económica, reformando la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

  • Eliminación de la regla de gasto al menos durante la etapa de crisis sanitaria

  • La Creación de un Fondo de Recuperación y suficiencia financiera no inferior al 14% (porcentaje  del gasto consolidado de las corporaciones locales en el conjunto del gasto del sector público de España) de la totalidad del fondo europeo destinado a las entidades locales con los recursos provenientes de Fondos NextGeneration que además de los entes locales con remanente positivo, diera salida en aquellos ayuntamientos con liquidaciones negativas de sus presupuestos y que no tienen ningún recurso para la reconstrucción

Catalunya en comú reconoce algunos tímidos adelantos por parte del Ministerio de Hacienda la última semana de negociaciones en algunos aspectos como la flexibilización de la regla de gasto y en relación con las inversiones financieramente sostenibles. Pasos gracias a la presión de nuestro grupo de votar en contra del acuerdo a la Junta de Gobierno de la FEMP. Pero todos estos pasos son todavía insuficientes, porque no van en la dirección del acuerdo de gobierno progresista y de los acuerdos de la FEMP que reclamaban una modificación de la ley de estabilidad para disponer los recursos económicos para desarrollar servicios de calidad a la ciudadanía.

Continuamos estando en contra que los ayuntamientos tengan que librar sus recursos al Ministerio de Hacienda en concepto de préstamo a devolver en 10 años, convirtiéndose así en un tipo de ente financiero del Estado para que le permita equilibrar cuentas.

Es grave el tratamiento que los ayuntamientos están recibiendo del Ministerio en comparación con las comunidades autónomas a los cuales se los facilita un fondo incondicionado de 16 mil millones. Un tratamiento que considera los ayuntamientos como menores de edad cuando han sido uno de los principales factores de equilibrio financiero los últimos años, y ahora imprescindibles para un nuevo comienzo.

Por estos motivos, Catalunya en Comú muestra la oposición en el nuevo acuerdo y considera que se tiene que fijar un voto negativo en la FEMP que sirva para continuar la negociación, garantizar la unidad del municipalismo y asegurar los recursos suficientes para un nuevo futuro.